ENCLAVE

Mendigorría es un hermoso pueblo Medieval del cual existen menciones de desde  el  siglo XI.  Está situado en la Zona Media Oriental navarra, en la cuenca del río Arga. Se halla en una cota de 400 metros, en un altozano que domina un meandro del río, rodeada de zonas de huertas  al  norte del término, en una zona accidentada.  Se  encuentra  a 28 km  de Pamplona, 26 km de Estella-Lizarra y a 19 km de Tafalla.

Mendigorría limita al Norte con Obanos, Puente la Reina, Mañeru, Cirauqui y Villatuerta, al Sur con Artajona y Larraga, al Este con Artajona y al Oeste con Cirauqui, Villatuerta y Oteiza de la Solana.

Es un término de compleja estructura geológica y variada litología. Se sitúa al sur del anticlinal de las Nequeas y la prolongación del sinclinal de Barasoáin lo atraviesa por el sur.

Mendigorría se localiza entre una zona de materiales oligocénicos en su parte septentrional, recorrida por un anticlinal de arcillas, calizas y yesos de dirección Este-Oeste que se corresponde con los Altos del Prado y Bidegorra.

La parte meridional está formada por materiales miocénicos, fundamentalmente arcillas y areniscas alternando con lutitas, recorrida así mismo de Este a Oeste por su sinclinal.

La Cuenca del río Arga y desembocadura del Salado está compuesta por depósitos cuaternarios de gravas, arenas, limos y arcillas.

El levantamiento de la Sierra de Alaiz desarrolló importantes series de arcillas y areniscas depositadas por corrientes fluviales, series que pasan gradualmente a arcillas y calizas lacustres (Sangüesa) y a yesos en el centro de la cubeta, tal como ahora afloran en los anticlinales de Arguedas, Falces, Tafalla y en las áreas de Desojo y Mendigorría.

Los yesos se encuentran fundamentalmente a lo largo de los anticlinales como el de Tafalla, en la franja de Mendigorría hasta Lorca, donde desaparecen en el diapiro de Alloz.

CLIMA

El clima de Mendigorría es mediterráneo-continental, con inviernos fríos en los que es frecuente el cierzo, veranos secos y calurosos y lluvias escasas e irregulares.

Las temperaturas medias anuales oscilan entre los 12 y 14 ºC y las precipitaciones entre los 450 y 550 mm, que se recogen, aproximadamente, en 70 días al año. La evapotranspiración potencial es de unos 700-725 mm.

Se distinguen varios vientos: el “cierzo” o viento del norte, produce un efecto desecador y frío. “Matacabras” o viento del Noroeste. “Jaqués”, sopla del Este y es frío. “Bochorno” que sopla del Sur y Sureste, es cálido y trae tormentas de verano. “Castellano”, viento del Oeste. “Del Portillo”, frío procedente del Noroeste.

PAISAJE

La mayor parte de la superficie es zona llana irrumpida por leves inclinaciones y lomas. Los montes de Mendigorría no alcanzan grandes cotas de altitud. En la zona norte y oeste-noroeste nos encontramos los Altos del Prado (400 m), Altos de las Canteras (445 m), Altos de Ibarbero (513 m).

Desde el pueblo, situado a 405 m se divisa Montejurra, la Sierra del Perdón, el puerto de Echauri, Sierra de Andía y en días claros el Moncayo.

La red hidrográfica de Mendigorría se ordena en torno al río Arga, que cruza el término de norte a sur (335 m). Se distinguen tres niveles de terraza en la margen izquierda del Arga, y en la derecha hay un nivel de glacis de erosión. Poco después de atravesar el regadío, el caudal se enriquece con el aporte del río Salado, que procede de Mañeru y se incorpora por la margen derecha.

El resto de las vías fluviales son de temporada y discurren por los barrancos en dirección al Arga incorporándose por ambas márgenes. Por la derecha: Barrancos de La Pedrera, San Pedro, Malacalza y Jusvilla. Por la izquierda: Arroyos del Prado, Nequeas, la Longadera y Barrancos de la Laguna, Nequeas y Duiderra.

Destacan la presencia de varias balsas: la Sierra, Agrero, Santiago y las desaparecidas de Andión y de Ábaco, además de la fuente de la Grisuela.