El escudo de armas de la Villa de  Mendigorría ha sufrido varias modificaciones en el transcurso de los tiempos y la historia.

La más antigua representación se da en el sello céreo del Concejo de Mendigorría que aparece en documentos de 1276, 1277,1329 y 1383. En el aparece un castillo de tosca factura con tres torres sin señal de puerta ni ventanas. El sello es redondo de cera natural, de 39 mm de diámetro y con la leyenda S: de Mendigorría.

 

Escudo oficial de la Villa de Mendigorría

Actualmente en la fachada del ayuntamiento hay un gran escudo de piedra con las armas de Juan II entre dos leones tenentes y debajo el blasón de Mendigorría antiguo, un castillo de tres torres. Este escudo de piedra con fecha de 1463  es el escudo municipal más antiguo conservado en Navarra.

La recreación del escudo actual contiene una actualización  en el escudo de Navarra ya que el original no contempla las cadenas, sino el escudo de carbunclo pomelado.

Vidrieras del palacio de la Diputación

En la recreación que se realizó en los años cincuenta para las vidrieras del palacio de la Diputación aparece pintado de la siguiente forma: Cortado: la parte superior con las armas reales de Juan II, es decir, Navarra-Evreux partido de Aragón-Trastamara. La inferior de gules y un castillo de tres torres de oro, con un guerrero armado en la puerta.

La recreación del escudo de las vidrieras de la Diputación también contempla actualizado  el escudo de Navarra, a imagen del creado en 1910,  ya que el original no contemplaba cadenas, sino el escudo de carbunclo pomelado.

 

 

 

 

 

También sobre los años cincuenta   C. M. Baleztena, publicó unos artículos sobre “Heráldica Navarra” en el Diario de Navarra en los cuales nos habla de un tercer escudo.

En dicho escudo debía de haber sobre un fondo de gules, un castillo de cuya puerta salía un brazo armado empuñando una espada con la punta hacia arriba. Este escudo simbolizaría los privilegios otorgados a los habitantes de Mendigorría por Carlos II .  Baleztena  nos cuenta que el escudo se encontraba en una Cruz gótica de piedra policromada que existió en el término de la Villa y que fue vendida a un anticuario de Barcelona.  Desconociéndose quién  lo vendió  y lo compro, y no se conserva foto ni imagen alguna de dicha cruz gótica.