Época romana [3] y [4]

En el siglo I a.C en el término municipal de Andión había un poblado en la Edad de Hierro que posteriormente fue romanizado.  La primera  mención de Andelo la realizó Plinio en el siglo I d.C. en su descripción de las comunidades del conuentus Caesaraugustanus (Plin. Nat. 3, 24). En dicho pasaje los Andelonenses aparecen como populi stipendiarii, es decir, sometidos al pago de un tributo a Roma. La segunda mención la realiza Ptoloneo mencionando a Andelo como un poblado  Vascon. La ciudad de Andelo ocupó una extensión de 18 Has y probablemente alcanzó su mayor esplendor en los siglos I-II d.C.

Contó con termas y se halló un gran mosaico. Además de la zona urbana cuenta con el sistema hidráulico completo de abastecimiento de agua, consistente en una presa de 122m de longitud en el barranco Iturranduz, un depósito regulador y un acueducto formado por un canal de sillares, sobre arcadas, encima llevaba un specus de piedra y en los registros con tubo de plomo. La villa romana de Andelo fue una escala en la Vía de Iturrisa, Pompaelo, Andelo, Gracurris. Esta se incorporaba a la calzada romana de la Vía Asturica – Tarracone.

Por los restos hallados hasta hoy en día se fecha la población en el siglo I, floreciendo hasta el siglo IV. Su despoblación definitiva data del siglo XV. Algunas lápidas romanas fueron aprovechadas en los muros de la ermita de Andión.

Yacimiento arqueológico de Andelo

[3] Guia Andelo – Guiarte Navarra.

[4] Auñamendi Eusko Entziklopledia- (Ainhoa Arozamena Ayala)