Contexto del siglo XIX

  • Francesada
  • Constitución de Cádiz 1812. Navarra todavía se encontraba bajo ocupación francesa.
  • Reinstauración de la monarquía.- Constitución de Cádiz 1820 se instauró durante el Trienio Liberal de 1820-1823.
  • I Carlistada: Definir centralismo liberal vs Fueros
  • Desamortización

La  Francesada     [4] y  [8]

Durante la guerra napoleónica los franceses fortificaron Mendigorría, junto con otras poblaciones navarras, como medida contra los guerrilleros, que pululaban por todo el reino. Uno de éstos, Andrés Egiaguirre, vecino del lugar, llegó a juntar 400 voluntarios con los que constituyó un batallón para combatir a los franceses.

A mediados de abril del año 1813, Francisco Espoz y Mina atacó a la guarnición francesa que ocupaba la vieja iglesia de Santa María de Mendigorría. Los franceses se resistieron tenazmente, por lo que Espoz mandó dar fuego al templo, con pimiento o guindillas secas, por lo que los franceses  tuvieron que rendirse y descolgarse con sogas desde el campanario. La iglesia de Santa María quedo muy dañada.

En Mendigorría había una fuerte oposición al sistema constitucional. El 13 de junio de 1813 le llegaron al alcalde unas proclamas realistas. Como no se decidiera a pregonarlas, llegó unas horas después el cabecilla realista José Antonio Goñi, que leyó las proclamas y las puso en sitios bien visibles. En el combate de Puente la Reina de ese año se destacó el teniente José Salvador, de Mendigorría.

Guerras  realistas   [4]

La Constitución de Cádiz de 1812 se instauró durante el Trienio Liberal de 1820-1823.

Hacia el año 1822, los realistas acérrimos pretendían hacerse notar, como se desprende del hecho acaecido en Mendigorría en mayo del mismo año, según refiere Idoate en Rincones… [t. II, pág. 112, 144). Resultó que una noche rompieron la tabla de la Constitución, sita en el frontis del ayuntamiento. Este informó inmediatamente del agravio, a la vez que ordenaba que se escribiera sobre la pared: Plaza de la Constitución. No se pudo saber quien fue el autor.

El realista Quesada Capitán General del Ejército de Navarra secuestró al alcalde de Mendigorría, entre otros alcaldes,  para que entregasen los suministros solicitados, en julio de 1822. Tanto los Liberales como los realistas reprimieron a la población para que no colaborase o se sumara al otro bando.

Río Aldaz, Ramón del Univ. Autónoma de Barcelona . Dpto. de Historia Moderna y Contemporánea  BIBLID [1136-6834 (1998), 26; 41-48]

  1. CARLISTADA – Batalla de Mendigorría  [4]  y [9]

Al morir el general Tomás Zumalacárregui (junio del año 1835), en el sitio de Bilbao, Don Carlos María Isidro se vio en la necesidad de nombrar un sucesor. El nombramiento recayó finalmente en el general Vicente González Moreno. Por el lado isabelino o liberal, se nombró un nuevo jefe del ejército: el general y diplomático Luis Fernández de Córdova. Ambos generales serían protagonistas principales en la batalla campal que se libró el 16 de julio de 1835 en las proximidades de Mendigorría.

En un principio los Carlistas pretendían tomar Puente la Reina-Gares pero debido a la aproximación de tropas liberales la batalla se dio en las inmediaciones de Mendigorría.

González Moreno reunió cuantas fuerzas pudo, entre 18.000 y 25.000 hombres. Hizo hicieron una línea defensiva desde el puente del río Arga hasta el Monte de la Corona y desde este punto se tuerce la línea hasta Zabarate y el Prado. Dejó sus reservas protegiendo el único puente dirigidas por Villareal con sus seis batallones de  alaveses. Moreno tenía su cuartel general en Mendigorría y el don Carlos V se alojó en el cuartel real.

Batalla de Mendigorría Museo de Zumalakarregi: [Foto 1: batalla de Mendigorría]

Museo de Zumalakarregi: [Foto 1: batalla de Mendigorría]

Fernández de Córdova acudió con las divisiones de Espartero, los hermanos Santiago y Froilán Méndez Vigo y Gurrea. Aproximadamente 36.000 soldados. Atacó a los carlistas, ocupándoles el cerro de la Corona y rechazó el ala izquierda de González Moreno. El liberal Espartero se enfrentó desde el río Arga  hasta el monte de la corona. Siendo muy duro el enfrentamiento para los dos bandos ya que se combatieron a bayoneta. La lucha en el centro fue más tenaz, con la carga de la caballería e infantería consiguió partir en dos al ejército carlista.

Museo de Zumalakarregi: [Foto 2: batalla de Mendigorría]

Museo de Zumalakarregi: [Foto 2: batalla de Mendigorría]

Los carlistas emprenden una retirada con confusión, por el regadío, por detrás del pueblo y por el puente. La retirada de los carlista, a través del puente que les comunicaba con Cirauqui, fue tumultuosa. El general Villareal y a sus batallones alaveses lograron contener el avance liberal al adelantar tres batallones por el puente, mientras los otros tres batallones lo cubrían por el  lado de Cirauqui. Esto dio tiempo a don Carlos V para escapar con el grueso de sus tropas.

Plano de la batalla de Mendigorría: Historia de la guerra civil y de los partidos Liberal y Carlista. Segunda edición, refundida y aumentada Por Antonio Pirala.

Córdova mandó tomar el puente a Narvaez cargando con la bayoneta y a la tercera lo consiguió, esto le acarreó numerosas bajas al batallón de Narvaez.

Las pérdidas fueron grandes en ambos bandos. Según Pirala el bando Carlista tubo 2.000 bajas entre muertos, heridos y prisioneros. Entre los heridos se encontraba un adolescente de 14 años, José María Iparraguirre el cual estuvo a punto de ser  apresado.

El bando liberal tuvo 1.000 bajas.

El general Fernández de Córdova, que por este hecho recibió el título de marqués de Mendigorría.

La población de Mendigorría, fue castigada  por ayudar a los Carlistas, permitiendo Cordova a sus tropas que celebrasen el triunfo, bebiendo vino que  había en las bodegas del pueblo durante tres días. Acuciando la hambruna que  había en aquella época al perder su medio de vida.

En 1847, había un hospital, fundado a comienzos del siglo XVIII y sostenido con algunos censos que poseía; escuela de niños, a la que asistían 133, atendidos por un maestro que percibía 4.420 reales al año y escuela de niñas, frecuentada por 122 y dotada con 2.000 reales al año. Funcionaban tres molinos de aceite, uno harinero con dos piedras, una fábrica de aguardiente con cuatro calderas, varios telares de lienzos y tejería.

Desamortización   [4]

La desamortización, fue un proceso de enajenación de bienes municipales propios y comunales.

El proceso se ha vinculado, con razón, a la quiebra de las haciendas locales provocada por los conflictos bélicos que se sucedieron durante la primera mitad del siglo XIX, principalmente las guerras napoleónica y civil o primera carlista, pero no fue el único factor para esa liquidación del patrimonio municipal. La naturaleza de las ventas y las condiciones en que se desenvolvieron, prepararon el terreno para un recrudecimiento a largo plazo de la conflictividad agraria dándose un cambio histórico definido por la penetración del capitalismo en la agricultura, la desarticulación de las comunidades rurales, la emergencia de un nuevo patrón de relación social, y el establecimiento de un sistema político de base representativa.

En cumplimiento de la ley de desamortización del 1 de mayo de 1855, en Mendigorría  se vendieron en 1862, una tejería y una fragua; en 1878, una finca rústica. [Ref. Rafael Gómez Chaparro: La Desamortización Civil en Navarra].

Gamazada [4] y [10]

Desde la primavera de 1893 hasta febrero del siguiente año se produce en Navarra un periodo de agitación fuerista, debido a la amenaza que se cierne, durante estos meses, sobre la autonomía tributaria de la provincia disfrutada merced a la ley de fueros de 1841. La reivindicación fuerista de 1893, es conocida como la Gamazada.

El liberal y Ministro de Hacienda del Estado Germán Gamazo presentó una  nueva ley de presupuestos. En cuyo artículo 17 de la nueva ley de presupuestos del Estado rezaba: “El Gobierno usará inmediatamente la autorización que le otorga el articulo 8.º de la ley del 11 de julio de 1877 para aplicar a la provincia de Navarra las  contribuciones, rentas e impuestos que actualmente rigen, y los que por la presente ley se crean en las demás provincias del reino”. Desde la aparición del proyecto en la Gaceta de Madrid (11 de mayo de 1893), la opinión pública navarra reaccionó unánimemente contra el mismo, sin que se contabilizara una sola personalidad política dispuesta a transigir sobre el artículo. . Este le intento le costó el puesto Ministro dada  la  oposición del pueblo Navarro.

En el Libro de Protesta Foral de Navarra se recogieron las firmas de 125.000 ciudadanos que apoyaron los Fueros  El pueblo Mendigorría  no  fue  ajeno a  ya que fueron  numerosos  los  habitantes  que participaron en la firma de dicho documento.  El libro de honor de los Navarros- Mendigorría.

La población de derecho en Mendigorría en 1910  era  de 1527 habitantes.

El domingo 28 de mayo de 1893 Mendigorría se manifestó en defensa de sus fueros junto a otras localidades navarras como Pamplona, Tudela, Estella, Tafalla, Sangüesa, Aoiz, Puente la Reina, Echarri-Aranaz, Aibar, Funes, Fustiñana, Berbinzana y Morentin.

También en Mendigorría, como en Pamplona en el día 4, hondeó la bandera roja que no sería oficial en Navarra hasta 1910.

 

[4] Auñamendi Eusko Entziklopledia- (Ainhoa Arozamena Ayala)

 [7] La guerra de la independencia en Navarra Tierra Estella base de la guerrilla de Esponceda  y Mina.

 [9] Historia  de la guerra civil y de los partidos Liberal y Carlista. Segunda edición, refundida y aumentada   Por Antonio Pirala.

[10] La insurrección fuerista de 1893 Foralismo oficial versus Foralismo popular durante la Gamazada * Ángel Garcia-Sanz Marcotegui